mar 07

20140306-205952.jpg

Desde Taiwan llega la noticia de que TSMC ha comenzado la producción del chip A8 que se utilizará en el iPhone 6. Esto podría confirmar la ruptura entre Apple y Samsung como socio para la producción de los procesadores móviles.


Con el chip A8, TSMC cumplirá la mayoría de los pedidos requeridos por Apple para el próximo iPhone que, otra vez según la misma fuente, se comercializará después del verano.

TSMC no ha confirmado la noticia, pero el valor de sus acciones aumentó un 2,33%. En este momento aún no está claro si Samsung se vera involucrado en la producción del procesador.

Vía / Turincondeliphone



Deja una respuesta

preload preload preload