feb 25

Imagen de una factoría de ensamblaje del MacBook Pro en Shanghai, China.

 

Dos trabajadores afirman haber sido envenenados por toxinas en una fábrica en Suzhou (China) durante el montaje de pantallas táctiles para el iPhone de Apple. Por ello, han decidido enviar una carta a la compañía.

Su carta abierta ha sido publicada por la organización no gubernamental SumOfUs, que realiza una campaña llamada “Apple: haz el iPhone 5 éticamente”. Esta carta está firmada por Guo Rui-Qiang y Jia Jing-chuan e insta a los lectores a firmar una petición en apoyo para mejorar las condiciones de trabajo en las fábricas chinas.

Los trabajadores afirman haber sido heridos por un producto químico llamado n-hexano y aseguran haber sufrido daños neurológicos como resultado. Este hidrocarburo alcano formado por seis átomos de carbono, es neurotóxico y potencialmente peligroso.

La carta dice que hasta hace poco tiempo, estas personas trabajaban en el proceso de ensamblación de pantallas táctiles del iPhone de Apple en Suzhou, China. “A principios de 2010, se confirmó de manera independiente que 137 trabajadores”, incluidos ellos, “fueron envenenados por un producto químico llamado n-hexano”. Después del accidente, Rui-Qiang no ha podido encontrar otro trabajo porque no puede permanecer tantas horas de pie como se solicita en la mayoría de trabajos. “Jing-Chuan se tiene que gastar unos 75 euros al mes en complementos para la salud”, dice la carta.

Presionar a Apple

Por eso, los dos trabajadores chinos quieren que la gente conozca lo que ellos han pasado para que nadie más sufra lo mismo y, a su vez, Apple se sienta presionado. Y ahora quizás sea el momento, ya que Apple ha admitido ciertas violaciones de derechos laborales en sus fábricas.

La pareja afirma en su carta haber “estado presionando a Apple, y su nuevo CEO, Tim Cook, desde hace años para compensar a aquellos que resultaron heridos trabajando para ellos”. Ayer jueves, antes de la reunión de accionistas de Apple, ya tenían recogidas 82.000 firmas, y esperaban llegar a 100.000.

Todo esto podría seguir poniendo a Apple en el punto de mira con las condiciones laborales de sus trabajadores en China. La compañía de Cupertino sigue con las auditorías en Foxconn por los suicidios producidos en 2010, y está llevando a cabo una política de transparencia y mejora de las condiciones laborales, como se muestra en su página web. Es por eso que seguramente esta sea la mejor ocasión para que la carta de estos dos trabajadores, sea tenida en cuenta.



Deja una respuesta

preload preload preload