abr 04

20130404-174121.jpg

Contra todo pronóstico los últimos datos revelan que por mucho que las ventas de Android sigan subiendo, los usuarios de iPhone y iPad siguen haciendo un uso más intensivo de sus dispositivos para navegar por la red de redes. La versión móvil de Safari ha acaparado el 61,79% de todo el tráfico web realizado desde teléfonos y tablets en marzo de 2013.


Lejos, en segundo lugar, encontramos al navegador por defecto de Android con un 21.86% seguido de Opera Mini con un 8,4% y Chrome con un 2,43% (aunque de estos dos últimos también hay versión para iOS). Internet Explorer tiene que conformarse con el 1,99% (en contraste con el 55,83% que aún conserva en ordenadores personales) mientras que el 0,91% de BlackBerry queda como la sombra de lo que una vez fue.

Lo más curioso del caso es que Safari no sólo está resistiendo los embates de la competencia, sino que incluso ha mejorado su posición respecto a los datos de Febrero cuando tan sólo tenía un 55,41% de cuota.

20130404-174306.jpg

¿Cómo es posible? ¿Cómo puede el navegador de iOS generar tanto tráfico cuando Android ha logrado hacerse con una mayor porción del mercado de la telefonía móvil? Bueno, hay opiniones para todos los gustos, desde las que apuntan al mayor nivel adquisitivo que tienen de media los usuarios de la manzana y las tarifas de datos que van de la mano, a los que creen que por algún motivo nosotros sencillamente hacemos un uso más intensivo de nuestros terminales.

Y luego claro, también está la teoría de Gene Munster, quien especula con la posibilidad de que el iPad sea el culpable de todo dado su descomunal éxito y la razonable asunción de que los tablets son más susceptibles de generar tráfico que los teléfonos inteligentes por su comodidad y hábitos de uso.

Vía: Applesfera



Deja una respuesta

preload preload preload