ene 26

Una de las demandas clásicas que los analistas siempre le han hecho a Apple respecto al iPhone es la diversificación de su gama para ofrecer modelos más económicos como alternativa. La manzana, que no se caracteriza por dejarse influenciar (y muy bien que hace), ha mantenido su política de lanzar un único modelo al año, aunque poco a poco ha ido creando esta diversificación manteniendo en su catálogo los modelos anteriores.

Ahora, un estudio revela que desde su lanzamiento en octubre, la inmensa mayoría de compradores se ha decantado por el iPhone 4S, dejando muy atrás al iPhone 4 y aún peor al 3GS. Poco ha importado la rebaja de precio de estos o la decepción inicial por mantener el mismo diseño que la anterior generación, el iPhone 4S ha convencido al 89% de los compradores, muchos de los cuales para más inri han escogido el modelo de mayor capacidad (y más caro, claro). El 21% compró el modelo de 64GB, el 34% el de 32GB y el 45% el de 16Gb.

Más porcentajes: el 19% de los compradores del iPhone 4S estaban dando el salto (o el paso, como prefiráis) desde el iPhone 4, un teléfono con poco más de un año de antigüedad en el momento del lanzamiento. Un 42% rompió el contrato con su operadora para poder conseguirlo y otro 19% vendió su antiguo iPhone en el mercado de segunda mano.



Deja una respuesta

preload preload preload