may 15

Parece que desde Adobe el resentimiento por el tema de Flash está llegando a un punto ciertamente preocupante, y es que la última campaña va cargada de ironía y agresividad en el mensaje que nos quieren transmitir para hacernos ver como es Apple.

Esta viene a ser la traducción de la segunda imagen:

Lo que no amamos es que nadie te quite tu libertad para elegir lo que creas, cómo lo creas y qué experiencia tienes en la web.

Y bueno, a los chicos de Adobe no les falta razón, pero Apple no va a cambiar su forma de pensar ni va a meter Flash en el iPhone, así que me temo que todas estas campañas y mensajes llegan a Cupertino con un efecto nulo, muy a nuestro pesar.

De paso y para que nadie me tache de una cosa o de otra, recuerdo mi opinión al respecto de iPhone y Flash: yo no quiero Flash en el iPhone de forma obligatoria porque no le iba a dar uso y se come la batería, pero la posibilidad de tenerlo de modo opcional sí que me parece lo más justo para todos.



Deja una respuesta

preload preload preload