feb 27

Continúa la guerra de patentes entre Apple y Motorola, aunque esta vez es la compañía de la manzana la que acaba de sufrir una pequeña derrota en Alemania. Apple se ha visto obligada a dejar de enviar correo electrónico mediante push a los dispositivos iOS que usan el servicio iCloud y MobileMe mientras estén dentro del territorio alemán.

La culpable de esta resolución judicial es una patente de Motorola, y que Apple parece haber infringido. Por ahora, la justicia le da la razón al contrario, con lo que los de Cupertino deberán bloquear el servicio push a los usuarios que estén en Alemania. Apple considera que la patente de Motorola no es válida y ya ha apelado esta decisión.

Como la compañía comenta en su página oficial de soporte, los afectado podrán seguir recibiendo corro electrónico a través de iCloud y MobileMe mediante la vía normal, es decir, cuando la aplicación de correo accede al buzón en el servidor. El servicio push seguirá funcionando en el resto de dispositivos, ya que lo proporcionan otros proveedores, como Microsoft Exchange ActiveSync.

Hasta ahora, los usuarios no habían experimentado tan directamente los efectos de la guerra de patentes que Apple mantiene con varias compañías importantes del sector móvil. Esperemos que esto no se extienda y que se puedan encontrar mecanismos por los que las empresas se pongan de acuerdo de manera más sencilla, aunque es un tema bastante delicado.

-appleweblog



Deja una respuesta

preload preload preload