nov 03

null

“Steve Jobs no era ni ingeniero electrónico, ni programador informático. Era solamente -si puede decirse así- un visionario y un líder tecnológico”, dice un artículo de la revista francesa L’Expansion que, después de la avalancha de elogios que recibió el co-fundador de Apple tras su muerte, busca hacer el balance real de sus aportes a la tecnología actual.

En el otro extremo de los panegíricos, están quienes relativizan todos los inventos de Jobs, basándose en el hecho cierto de que tomó prestadas muchas ideas.

L’Expansion toma distancia de ambos extremos, sacando a la luz las las verdaderas contribuciones tecnológicas de Jobs en cada avance en materia informática y de comunicaciones de los últimos tiempos.

A continuación, los diez rubros analizados por la revista:



1. Apple II (lanzada al mercado en 1977) no fue la primera computadora personal (PC) del mundo pero sí la primera en ser producida masivamente. Fue también un producto de larga vigencia -se vendió hasta 1993, totalizando 6 millones y medio de unidades- debido a su facilidad de uso, su software y su precio accesible; claves del éxito de un producto que Jobs no inventó pero sí masificó.

2. Jobs tampoco inventó la interfaz gráfica (el Mac) ni el mouse. Pero en el transcurso de una visita a Xerox fue el primero en darse cuenta de que eran la clave del porvenir de la informática. En 1984, bajo su dirección, se lanza la Macintosh 128 que integra ambas novedades. Nacían el estilo y el espíritu Mac.

3. También innovó en el plano del marketing. El aviso 1984, realizado por Ridley Scott, con un costo de 1,5 millones de dólares, y difundido durante el SuperBowl de 1984 llegó a 90 millones de televidentes. Think Different (Pensar diferente) fue otro de sus recursos geniales cuando en 1997 regresó a Apple con la misión de reencauzar la compañía. (Ver: Uno por uno, los mejores anuncios de Apple)

4. El diseño. La primera aplicación lanzada por Jobs bajo la divisa Think Different fue el iMac, una apuesta a la recuperación de la marca que había creado y que volvía para salvar de la decadencia. Su diseño representó una ruptura total con lo hecho hasta entonces convirtiendo a las PC en un producto divertido y a la moda. Las 800.000 unidades vendidas en 1998 le permitieron a Apple exhibir su primer balance positivo en 5 años.

5. Las dificultades que Apple enfrentó en los 90 se debieron a la incapacidad para modernizar su sistema operativo. Microsoft redujo toda la ventaja que le había sacado la marca de la manzana con el Windows 95 que también proponía una interfaz gráfica. Recién en 1997 Apple logró retomar la iniciativa cuando Jobs regresó con los esbozos del software de lo que sería el Mac OS X, lanzado en 2001.

6. La PC ultraportátil MacBook Air que Jobs lanza en 2008 se convierte en dos años en best seller en los Estados Unidos. La esencia de este producto será imitada por otros, como Intel, que propuso el concepto de “ultrabook” a los fabricantes de Windows y Android para relanzar la venta de PC.

7. En 2001, Jobs recoge el desafío de los reproductores portátiles de música. Pese a ser un mercado bien saturado ya, su iPod logra revolucionar tanto la navegación y la administración de la discoteca como la transferencia de archivos desde la PC gracias al software iTunes. Un toque de marketing a lo Jobs termina de convertir al producto en ícono de una generación. Sus sucesivas ediciones fueron sumando una memoria flash, un tamaño cada vez más mini, una pantalla color y táctil, una conexión wi-fi, entre otras novedades que explican los 300 millones de unidades vendidas en el mundo, lo que llegó a representar hasta el 50% de la facturación de Apple, aunque hoy son sólo el 7 por ciento.

8. Jobs tampoco inventó la venta de música on line. Pero nadie como él para convencer a las productoras de que podían ganar dinero con eso. Su idea: vender tema por tema en vez de un álbum completo. Su iTunes Music Store, abierta en 2003, se benefició del éxito del iPod del que es el proveedor acreditado y se convirtió en la plataforma nº1 de música en línea con un catálogo de 10 millones de títulos. Más tarde vinieron las App Store con videos, juegos, libros y aplicaciones on line.

9. Tampoco los teléfonos inteligentes fueron una creación del genio de Apple. Y su entrada al mercado de los smartphones pareció una apuesta más atrevida aún que la de la música on line. El desafío no sólo concernía a gigantes de los celulares como Nokia, sino también especialistas del smartphone como RIM con su BlackBerry o Palm. Y el primer iPhone tuvo sus bemoles, encima a precio elevado. Las versiones que le siguieron corrigieron algunas de estas carencias. Hoy Palm ya no existe, Nokia y RIM enfrentan dificultades y Apple acapara la mitad de las ganancias de este mercado. Ahora debe defender su posición de la competencia creciente de Android y Samsung.

10. En medio del furor de las netbooks, Apple lanza la tableta iPad en enero de 2010. Diez años después de la primera “tablet PC” lanzada por Bill Gates y Microsoft. Nuevamente Jobs llega después y precedido de un aluvión de críticas incluso antes del lanzamiento. Y sin embargo no es tarde. Dos años después, la tableta es comprendida por todos y las dudas sobre su utilidad están disipadas. “Los industriales del sector informático apuestan a ella para entrar en la era post PC. Y los medios ven en la tablet su salvación en la era post papel. Mientras tanto, Apple se ha apropiado de tres cuartos del mercado y debería conservar una posición dominante por varios años más pese a la competencia de Android y a la próxima llegada de Windows 8″, concluye el informe.



Deja una respuesta

preload preload preload