abr 04

20130404-155118.jpg

A la DEA, la agencia federal estadounidense dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas, no le gusta nada iMessage, la aplicación de Apple con la que podemos enviar mensajes gratuitos entre dispositivos con iOS y Macs con OS X Mountain Lion.

Según un documento interno de inteligencia publicado por CNET, la agencia especial se lamenta de que “es imposible interceptar los mensajes de iMessage enviados entre dos dispositivos de Apple”.

La compañía de la manzana se vanagloria en su web de que gracias al cifrado punto a punto que utiliza la aplicación, “los mensajes están protegidos, y tu privacidad también”. Algo que nunca está de más si tenemos en cuenta que cada día se envían más de 2000 millones de mensajes con iMessage.

La DEA se topó con la aplicación cuando sus agentes solicitaron una orden judicial para realizar la vigilancia electrónica en tiempo real de un sospechoso y descubrieron que los registros de mensajes de texto obtenidos de la compañía Verizon estaban incompletos. “Se hizo evidente de que no se estaban capturando todos los mensajes de texto”. El sujeto de la investigación utilizaba iMessage y sus mensajes no pasaban por la operadora, sino a través de Apple.

No en vano, entre las máximas prioridades del FBI para este año se encuentra la de impulsar alguna legislación que evite que las redes sociales, aplicaciones de mensajería y servicios de VoIP sean tan seguras que ellos no puedan asomarse dentro, así que veremos como evoluciona la cosa en los Estados Unidos con la esperanza de que no nos afecte en Europa aunque sea de rebote.

Vía: Applesfera



Deja una respuesta

preload preload preload