jul 13

Apple ha decidido dejar de lado el certificado EPEAT (Electronic Product Environmental Assessment Tool) en todos sus productos. Este título reconoce aquellos productos electrónicos que pueden ser desmontados de manera fácil para ser arreglados o para reciclar sus piezas. Además, reconoce el compromiso de una compañía con el medio ambiente. Sin embargo, Apple se caracteriza por diseñar productos que cada vez son más difíciles de desmontar.


Pues bien, el asunto le va a salir caro a Apple. La ciudad de San Francisco (cercana a las oficinas de Apple en Cupertino) ha anunciado que no comprará más productos de Apple a no ser que rectifique su decisión y vuelva a otorgar el certificado EPEAT a sus productos.

Según una normativa de la ciudad, las instituciones públicas tan solo pueden adquirir aparatos electrónicos que se clasifiquen bajo este certificado. Además, San Francisco ha animado a otras ciudades a reivindicar la conservación del medio ambiente siguiendo su ejemplo.
Apple obtuvo el año pasado 45.579 dólares en ventas provenientes de la ciudad de Cupertino. ¿Cómo afectará esta decisión a la compañía?



Deja una respuesta

preload preload preload