oct 12

Apple A5

Justo como esperábamos se ha hecho la primera comparación en el plano real del funcionamiento y rendimiento del nuevo iPhone 4S, si bien durante los días anteriores se han dado comparaciones en cuanto a especificaciones técnicas entre el último móvil de Apple y smartphones de última generación como el Samsung Galaxy S II, la prueba de fuego sería cuando se aplicaran los primeros benchmark entre este y otros dispositivos.

A pesar de que para muchos la presentacion del iphone 4 S y la ausencia de un iPhone 5 fue decepcionante, otros vimos en este smartphone un iPhone 4 con tripas de iPhone 5 y un gran potencial por demostrar, por lo que las críticas tendrían que esperar hasta tenerlo en nuestras manos y medir su rendimiento.

Estos resultados muestran cosas por de más interesantes, para empezar confirman que el procesador A5 esta underclockeado, es decir funciona a 800 MHz, una frecuencia menor a la de 1GHz, que es su diseño original y velocidad con la que funciona el iPad 2, dispositivo con el que comparte procesador el iPhone 4S. Esta decisión obedece seguramente a la intención de querer garantizar la autonomía de la batería así como evitar el sobre calentamiento del dispositivo. Aún así, la S en el nombre de este terminal se reafirma, ya que sin ocupar el total de su potencial  ha sido superior en algunos aspectos en comparación con terminales como el ya antes mencionado Samsung Galaxy S II.

El rendimiento en general es obviamente superior al del iPhone 4, pero existen pruebas como el ejecutar código JavaScript, donde ha superado al resto de los terminales y solo ha equiparado su rendimiento con la Samsung Galaxy Tab 8.9, equipo con un procesador NVIDIA Tegra 2 de 1GHz y con Android Honeycomb, por lo que es de suponerse que con la llegada de Android Ice Cream Sandwich podría cambiar la perspectiva del resto de los smartphones aquí analizados.

Muchos podrán dudar sobre sobre los números de estas pruebas, pero hay que recordarles que han sido realizadas en el navegador web de los dispositivos y su rendimiento depende en gran medida de la optimización del mismo, razón por la que vemos diferencias tan marcadas entre dispositivos con hardware similar.

En el apartado de los gráficos es donde realmente el IPhone 4S nos ha dejado sorprendidos, acabando con la competencia y dándonos un rendimiento mucho mayor que el iPhone 4 original, tal y como lo prometía Tim Cook. El uso de un GPU SGX 543MP2 más la optimización del sistema operativo por parte de Apple —aquí es donde Android tiene su desventaja en estas comparaciones, ya que no pueden gozar de este tipo de optimizaciones para cada dispositivo— hacen que supere a quien se le ponga enfrente, inclusive al Galaxy S II, actual buque insignia de Android.

Como podrán ver, el decepcionante iPhone 4S no es tan decepcionante, a pesar de tener solo 512 MB en RAM y un procesador de doble núcleo corriendo a 800MHz, ha superado a varios de los más poderosos smartphones del momento, eso sí, habrá que esperar a ver lo que puede hacer ante el Nexus Prime, el Galaxy S IIIy los procesadores Kal – el de cuatro nucleos que vendrán el próximo año. Este panorama se antoja muy complicado para la compañía de la manzana si es que no vemos un iPhone 5 a corto plazo



Deja una respuesta

preload preload preload