oct 09

“¿Hasta cuándo podrá sacarse Apple conejos de la chistera?”. La pregunta es de Carolina Milanesi, vicepresidenta de investigación de Gartner, especializada en Apple. “El nivel de expectación con Apple es tan grande que no sé hasta cuándo van a poder hacerlo”.

“Cada lanzamiento de iPhone ha sido un auténtico acto lúdico de celebración entre sus fans”, explica Rafael Achaerandio, director de Análisis de ID Iberia. “Esta vez parecen estar un poco defraudados pues esperaban un iPhone 5 con una fuerte evolución, y nuevos gadgets tecnológicos que volvieran a marcar distancia en un mercado en el que la competencia cada vez presenta dispositivos más interesantes e innovadores”.

Todo esto porque el martes Apple presentó su móvil iPhone 4S, en lugar del iPhone 5, como se había rumoreado. En esta ocasión la enigmática maquinaria de mercadotecnia de Apple funcionó contra sus intereses.

La primera consecuencia del show de Apple fue que sus acciones bajaron y las de su competencia (Samsung y HTC, principalmente) subieron. Tampoco acompañaban al optimismo las encuestas online: ¿Quién se va a pasar del iPhone 4 al 4S? Solo el 45%, según una encuesta rápida de Business Insider, que también recoge que el 80% de sus lectores se sintió decepcionado por los anuncios de Apple.

El fallo de imagen ha favorecido a su directa competencia: los fabricantes Samsung y HTC, que han visto que sus modelos seguirán a la vanguardia durante la campaña de Navidad, y al sistema operativo Android.

“El entorno competitivo se está complicando”, dice Achaerandio. “No solo Samsung, HTC o RIM, si no también el futuro desarrollo de Google con la compra de Motorola, y de Nokia y su alianza con Microsoft, ponen de relieve el aumento de retos que encontrará Apple”.

Un día antes de que el iPhone 4S salga a la venta, Samsung hará su presentación: Nexus Prime, el móvil fabricado en colaboración con Google, que además incorpora el nuevo sistema operativo bautizado con el sugestivo titulo de Ice Cream Sandwich. Por lo que se empieza a conocer, su pantalla es de 4,6 pulgadas (por 3,5 del iPhone 4S), gracias en parte a que carece de botones en el frontal.

Al día siguiente saldrá el iPhone 4S. “No creo que aquellos que ya tengan el antiguo iPhone 4, corran a cambiarlo por el iPhone 4S”, concluye Isabel Montero, de IDC. “Seguirán esperando al iPhone 5, que se supone que estará en el mercado a principios de 2012″.

La novedad del iPhone 4S ha ido acompañada de la denuncia de Samsung contra Apple por vulneración de patentes, un capítulo más del pulso que mantienen ambas empresas en cada país. Si prospera la demanda podría impedir la venta del iPhone 4S en Francia e Italia. “Me parece lógico”, argumenta Francisco Ortigüela, director de mercadotecnia de Samsung España. “El 25% de nuestra plantilla se dedica a investigación y desarrollo. Es nuestro valor; si se vulnera, hay que protegerlo porque se dedica un gran esfuerzo e inversión en ello”.



Deja una respuesta

preload preload preload