nov 26
Más noticias sobre la inminente salida al mercado del iPad 3 para el próximo año. Según un analista, Apple ha iniciado la fabricación de las pantallas del nuevo dispositivo con el doble de densidad de pixeles que el actual modelo, aunque no tendrá calidad Retina.
Richard Shim, analista de la firma especialista en mercados relacionados con monitores y pantallas – DisplaySearch-, dijo que la producción de una pantalla QXGA de 2048×1536 es una realidad, teniendo como proveedores a Samsung, Sharp y LGD para diversas partes del nuevo dispositivo.
Se necesitan un par de semanas para que la producción llegue a los fabricantes. A continuación, el fabricante los aloja. Entonces, se inicia su envío. Podríamos empezar a ver los dispositivos acabados producidos en diciembre. Y luego listos para ser enviado en enero, con volúmenes preparados para febrero y marzo
Si esto es cierto, este dispositivo tendrá una densidad de 264 pixeles, contra los 132 de iPad 2, pero cortos en comparación con los 300 pixeles de iPhone 4. Además, la pantalla no será AMOLED (OLED de matriz activa), sino que utilizará la misma tecnología utilizada actualmente en sus productos, IPS (In-Plane Switching).
Pero, debido a la tendencia a reducir el tamaño y grosor de los dispositivos en la actualidad, los fabricantes tienen dificultad para asegurar la calidad de las nuevas pantallas. Pixeles muertos, encendidos o falta de luminiscencia, entre otros, pueden ocasionar problemas en hasta el 50% de las pantallas, como sucedió en algún momento en la producción de la primera versión de iPad. Según Rhoda Alexander, director de investigación para la firma iSuppli:
Sabemos que hay problemas de rendimiento. Éste es sin duda un gran paso en cuanto al formato de pixel, y cada vez que se realice un gran paso, habrá problemas de rendimiento.
Entonces, ¿por qué los fabricantes están dispuestos a manufacturar este tipo de productos? Apple, como empresa visionaria acostumbrada a la innovación, pagan mucho dinero por este tipo de desarrollos que probablemente se conviertan en modelo a seguir por la competencia. Si de cualquier manera llegarían a fabricar el mismo producto, ¿por qué no hacerlo primero?
Falta menos para ver la tercera generación del iPad. Esperemos que estos problemas de fabricación no encarezcan demasiado a un producto que, de por sí, se encuentra como líder de la gama alta en el mercado de tabletas. De cualquier manera, parece que nos quedaremos con las ganas de una pantalla Retina, aunque el resultado puede ser sorprendente.


Deja una respuesta

preload preload preload