ene 08

G-Form es una compañía que se destaca por crear unas fundas super resistentes para dispositivos electrónicos como el iPad. Para probar la resistencia y capacidad de absorción de golpes de sus fundas les gusta realizar pruebas extremas, como lanzarlas de un avión o soltarles bolas de bowling.

En esta oportunidad pusieron un iPad protegido por la funda Extreme Edge en un globo meteorológico que se explotó al alcanzar una altitud de más de 100.000 pies dejando caer al iPad.

El iPad protegido por la funda Extreme Edge cayó junto con una cámara de video en una colina rocosa de Nevada.

El video de esta prueba se encuentra a continuación, pero desde ya les adelanto que la prueba salió bien y el iPad sobrevivió y sigue funcionando, de lo contrario dudo que nos hubiésemos enterado de la realización de esta prueba.



Deja una respuesta

preload preload preload