oct 27

20131027-221615.jpg

Snapchat está de moda. Según las últimas estadísticas hechas públicas, más de 350 millones de fotografías y vídeos se envían cada día utilizando esta aplicación que, además, borra estos mensajes inmediatamente después de que el remitente los vea. Este “fenómeno” está atrayendo a numerosos inversores.


Concretamente, ahora mismo se habla de una importante inversión procedente de una gran empresa asiática (se habla de que podría ser Tencent, la empresa propietaria de WeChat). Pero éstos no han sido los únicos en ver el potencial de esta app.

Según confirman All Things D y su hermano mayor, el diario The Wall Street Journal, Facebook intentó hace tiempo comprar la aplicación. Concretamente, Mark Zuckerberg puso sobre la mesa una oferta superior a 1.000 millones de dólares (como lo que ofreció por Instagram), pero el fundador de Snapchat decidió rechazarla. Simplemente, y según las fuentes, no estaba interesado en vender su servicio a la red social.

Con esta negativa, Zuckerberg decidió su siguiente paso: lanzar su propia versión, Poke. Por desgracia para él, poca gente más ha parecido interesarse por su versión. Mientras tanto, Snapchat está en mejor forma que nunca, aunque siguen teniendo un desafío por delante: encontrar la forma de monetizar sus servicios, algo que por ahora no han conseguido pero en lo que supuestamente ya están trabajando.

Vía / Wall Street Journal



Deja una respuesta

preload preload preload