nov 09

null

Apple parece tenerlo todo controlado, a pesar de la enorme desilusión inicial que causó con la presentación del iPhone 4S. El iPhone 5, su próximo lanzamiento, está ya bien definido, aunque espera el momento idóneo para salir al mercado. Sucederá cuando pueda incluir conectividad LTE con garantías plenas para un funcionamiento correcto.

La excelencia que Apple busca en su iPhone 5 se completará con la conectividad LTE, tal como comentan diversos medios basados en las informaciones proporcionadas por DigiTimes. Sorprendentemente, la firma de la manzana ya tendrían todos los demás cabos atados. Diseño, especificaciones, pantalla…todo a excepción de una tecnología que acaba de dar los primeros pasos y los de Cupertino la quieren en el iPhone 5 sí o sí.

iPhone 5, la renovación que no llegó con el iPhone 4S

De esta forma, podemos entender el iPhone 4S como una pasarela para llegar al iPhone 5. Una estrategia que ya vimos en anteriores generaciones y que se vuelve a repetir. En esta ocasión tienen delante a una competencia más inspirada, con más nivel, que ha dificultado mantener esa política de actualizaciones. Aunque Apple no basa su éxito en la fuerza bruta y sí en la optimización y buen entendimiento entre hardware y software, en la actualidad hay teléfonos más potentes que el iPhone 4S. Eso irrita al seguidor de la marca, que necesita renovar para estar a la última, pero siente que el último iPhone no es la máxima. Al menos, diríamos, no ha conseguido romper esquemas como en anteriores ocasiones.

Acceso a la Red a máxima velocidad. LTE o 4G

Sin embargo, los californianos están esperando a sorprender de nuevo con su iPhone 5. Si todo marcha como las fuentes cercanas a proveedores y distribuidores de Apple indican, el iPhone 5 sí será lo que todos esperábamos en lugar del iPhone 4S. Diseño retocado, más delgado, procesador Apple A6 Quad Core, posiblemente de 1,2 o 1,5GHz y 1GB de memoria RAM, entre otras especificaciones que aún están en el aire. Uno de los más importantes es solucionar el supuesto gasto energético desproporcionado que han experimentado los primeros smartphone LTE. Apple no quiere pisar en terreno farragoso. No obstante, las previsiones indican que en algún momento del 2012 Apple saldrá a la palestra con su iPhone 5, compatible con las redes 4G “de verdad” con la seguridad de que en su interior habrá un chip Long Term Evolution LTE, depurado, y con un funcionamiento óptimo, trasladando la máxima experiencia en el acceso a la banda ancha ultrarrápida al usuario.



Deja una respuesta

preload preload preload