sep 15


Al igual que cada año el nuevo dispositivo móvil de Apple paralizó al mundo durante horas en un lanzamiento que trajo interesantes novedades adicionales al estreno del equipo consentido de la compañía.

Pero adicional a estas, las cuales casi todos pudimos seguir a través de internet, se suma una serie de aspectos que pueden influir significativamente a la hora de preguntarnos por qué sería bueno poseer un iPhone 5 además de la sensación de poder, novedad y prestigio que un equipo de su calibre puede brindar a los usuarios.

La primera novedad ecológica viene de la mano de la batería. Mientras la carga del iPhone 4s soporta 6 horas de navegación en datos, es decir Internet, la del iPhone 5 alcanza las ocho horas en ese aspecto. Igualmente, el Wifi asciende de 9 horas en el 4s a 10 en el nuevo modelo y para finalizar las mejoras en cuanto a consumo, el nuevo equipo soporta 25 horas de rendimiento continuas en espera.

Esto, además de prolongar significativamente el tiempo de uso del equipo, garantiza un increíble declive en el uso de tomacorrientes a nivel mundial en usuarios iPhone gracias a la optimización del consumo de energía.

Otro cambio significativo, que además beneficia al usuario en cuanto a obsolescencia, es la carcaza. El nuevo iPhone posee un armazón hecho en metal y no en vidrio, como la serie 4 y 4s, lo que además de resistir más caídas, resulta más económico de realizar y a futuro se traduce en menor cantidad de equipos sustituidos por daño.



Deja una respuesta

preload preload preload