nov 12

Este grupo de hackers, con el nombre de Project Black Mirror, ha desarrollado un sistema que se basa en la diferente actividad eléctrica que nuestro cerebro genera con cada pensamiento, en este caso con las órdenes que desearíamos pronunciar a Siri. Esta actividad ha sido investigada previamente, es decir, se ha averiguado qué tipo de ondas analógicas genera cada comando y han logrado aislar 25 de estas órdenes. La más básica es la que podemos ver en el vídeo adjunto.

La onda recibida es procesada en una placa Arduino para después pasar a un sintetizador de voz. La razón por la que no conseguimos escuchar a este sintetizador es porque están introduciendo esta señal en la salida de auriculares del iPhone 4S, que como sabéis también es usada como entrada para, por ejemplo, los auriculares con micrófono incorporado.

Solo podemos dar la enhorabuena a la inventiva de estos chicos que demuestran que aún hay muchos caminos que investigar. Es obvio que este es un comienzo muy tímido del control de un iPhone con la mente, pero ¿será así como acabaremos interactuando con los dispositivos en el futuro? Por lo pronto están iniciando su aventura en Kickstarter con la intención de recibir fondos para continuar y mejorar el proyecto. Lo que se pretende es crear un producto que no haga necesario ni siquiera que pulsemos el botón de inicio para despertar a Siri. La telepatía ha llegado al universo de la manzana.



Deja una respuesta

preload preload preload