ene 10

Aun para una persona tan astuta como Steve Jobs, no fue una tarea fácil el hacer que empresas aceptaran un diseño de teléfono sin teclado, desafiando las creencias de que un teléfono que careciera de teclado era prácticamente inservible. En el 2006, Steve llamo a AT&T, que en aquel entonces se llamaba Cingular, y hablo con un alto ejecutivo (COO) de esa operadora telefónica, el Sr. Ralph de la Vega. Esta llamada era para pedir ayuda pero al estilo Jobs, quien termino molesto cuando Cingular le dijo que su teléfono necesitaba un teclado físico.

Antes de esto, cuando Steve estaba diseñando el iPhone, el llamo a de la Vega y le pregunto sobre diseños de radio de teléfonos inteligentes. Steve le dijo: “¿Como hacer que este dispositivo sea un buen teléfono. No hablo de como fabricar un teclado o cosas como esa, hablo de la parte interna de radios para que funcione bien.”

Así que de la Vega le envío a Steve el manual estándar para proveedores que buscan fabricar teléfonos para sus redes. Desafortunadamente, las primeras 100 paginas eran sobre como hacer un buen teclado para un teléfono, y no sobre el diseño de radios que hablaba Steve.
Esto fue lo que le contó de la Vega a Forbes:

Cita:
“-Bueno, envíamelo.”
“-Así que yo le envíe el email. Treinta segundos mas tarde, Steve me llama y dice:”
“-Hey, ¿que caraj…..? ¿Que es lo que pasa? me estas enviando este gigantesco documento y las primeras 100 paginas tiene que ver con el teclado estándar.” Cuenta de la Vega riéndose
“-Lo siento, se nos olvido quitar las primeras 100 paginas Steve. Olvidate de esas 100 paginas, ya que no aplican para ti.”
“-Okay.“

Y Steve colgó el teléfono.

Esas palabras que de la Vega le dijo a Steve: “Olvidate de esas 100 paginas, ya que no aplican para ti” le trajeron repercusiones a de la Vega, quien fue acusado luego de blasfemia por otro alto ejecutivo de Cingular (CTO) por decirle a Apple que ellos no tenían que seguir los reglamentos. También lo llamaron loco por darle riendas sueltas a Steve y Apple.

Hoy día sabemos que el Sr. de la Vega no estaba nada loco y menos Steve con su osada idea de un teléfono sin teclado. Tal como decía Steve: “Los únicos que están lo suficientemente locos como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los únicos que pueden hacerlo.”

Via / Movida Apple



Deja una respuesta

preload preload preload