oct 10

Steve Jobs murió de un paro respiratorio causado por el cáncer de páncreas que sufría y que se había extendido a otros órganos. Esta es la causa oficial de la muerte del fundador de Apple según figura en el certificado de defunción al que ha tenido acceso la agencia Associated Press. El documento ha sido difundido este lunes por el Departamento de Salud Pública de Santa Clara (Clafifornia) e indica que Jobs murió en casa y no se le practicó autopsia.

El icono de Apple, murió el pasado miércoles a los 56 años, aunque la compañía de informática no indicó las causas concretas del fallecimiento. Su salud siempre había sido objeto de grandes especulaciones. Su mala salud de hierro le había obligado a abandonar la dirección de la compañía de la manzana en tres ocasiones, la última<7a> el pasado mes de agosto cuando se anunció que Tim Cook ocuparía el puesto de consejero delegado del grupo.

El cáncer pancreático es uno de los tumores más letales, más difíciles de identificar y que más rápidamente se extienden. Se estima que la mayor parte de los pacientes no sobreviven más de seis meses tras su diagnóstico. Steve Jobs, sin embargo, ha logrado hacer frente a la enfermedad durante siete años, ya que su tumor, originado en las glándulas endocrinas, pertenecía a una variante poco común y menos agresiva del cáncer de páncreas.



Deja una respuesta

preload preload preload