abr 05

Que el iPad iba a llevar cámara y en Apple se echaron atrás es un hecho, igual que sucedió en su momento con el iPod touch de tercera generación, y es que ambos dispositivos tienen la carcasa predispuesta a la cámara pero al final no la llevan.

En cualquier caso, si tienes un iPad es muy posible que también tengas un iPhone, por lo que la única solución de momento es utilizar el iPhone como cámara del iPad gracias a una aplicación como Camera-B, que utiliza la conectividad Bluetooth para lograr todo esto.

La aplicación para el iPad cuesta 79 centimillos, mientras que la del iPhone es gratuíta.



Deja una respuesta

preload preload preload