nov 17

El tema del medio ambiente -gracias a Dios- sigue estando de moda. En esta ocasión Apple anuncia que realizará auditorías a proveedores, luego de haber sido acusada por varias ONG Chinas de tener contratos con empresas con alto grado de contaminación.

Hace unos meses se daba la noticia de serias acusaciones de organizaciones contra Apple referentes a contratos de fabricación con empresas Chinas, sabiendo que sus procesos no eran del todo ecológicos. La respuesta de los de Cupertino hace un par de días ante cinco ONG fue la de pedir auditorías a 15 de éllas. A esto, Ma Jun, del Instituto de Asuntos Públicos y Ambientales en Beijing comentaba que el asunto “es un gran paso adelante… Pidieron a estas compañias que tomaran acciones correctivas e hicieran un plan, y Apple verificará que todos los problemas sean resueltos “. Esta respuesta de los de la manzana era de esperarse, luego de que Jobs hubiera corregido el rumbo desde el 2007.

Todo comenzó en 2006, año en que Greenpeace revelaba que la empresa era una de las compañías que más productos tóxicos utilizaba en sus productos, junto con Lenovo y Acer, y un año después bautizaba a las nuevas MacBooks como “manzanas envenenadas”. A esto, Steve Jobs, CEO  en esa época, respondió internamente con una propuesta para convertir a Apple en una empresa respetuosa con el medio ambiente, eliminando los componente más tóxicos de sus líneas de fabricación, y realizando planes bien estructurados para reciclaje de manera que todos disfrutáramos “de una manzana más verde”.

A partir de entonces, Apple tomó las acciones necesarias para transformarse. Uno de los primeros grandes pasos fue crear en febrero de 2008 un programa de reciclaje para iPods y dispositivos móviles, invitando al usuario a regresar gratuitamente aquellos en desuso o descompuestos.

Pero a Greenpeace no se le convence fácilmente y en noviembre del mismo año, bajó la puntuación de Apple en su medidor verde, argumentando que no solo debería de cambiar la filosofía, sino también dejar de utilizar sustancias nocivas.  No fue hasta octubre del 2009 que los de la manzana lograron aumentar su calificación en dicho ranking hasta el número 9 por ser el fabricante que más progreso hubiera tenido en la eliminación de productos tóxicos, eso sí, recomendando reducir sus emisiones para no ser penalizados.



Deja una respuesta

preload preload preload