ago 31

null

Según publica la página, al teléfono en cuestión le crecieron un par de patas y echó a correr el pasado mes de julio en un bar de San Francisco llamado Cava 22, según la propia descripción del local, un “tequila lounge” especializado en ceviche de gambas marinado con lima; básicamente, el último sitio donde uno debería acudir cuando tiene en su posesión un prototipo de valor incalculable.

Las circunstancias concretas del suceso no estan claras, pero CNet continúa diciendo que Apple realizó una búsqueda electrónica del dispositivo que los llevó a una casa habitada por un joven de unos 20 años. Cuando la policía y los investigadores de Apple se personaron en el domicilio, el chico negó tener conocimiento del prototipo, e incluso permitió que los agentes registraran su hogar.

También rechazó una oferta económica de Apple, que le ofreció dinero “sin hacer preguntas” a cambio del teléfono. Lo último que se sabe del aparato es que podría haber terminado en Craiglist de una forma u otra, si bien la compañía de anuncios clasificados no ha respondido a las preguntas realizadas por CNet.



Deja una respuesta

preload preload preload