nov 04

null

Un ex empleado de Apple Store demandó a la compañía por “despido improcedente” luego de que fuese desvinculado por criticar públicamente a la empresa en Facebook. Los tribunales británicos no acogieron el recurso judicial por considerar que la política de la corporación lo establece como una falta grave.

Apple tiene un reglamento muy estricto en cuanto a comentarios en redes sociales, que establece que si se emiten opiniones negativos hacia la firma o sus productos, el responsable debe ser despedido.

Es por eso que Crisp (nombre con que se identificó al funcionario despedido) quedó sin trabajo luego de que pusiera un mensaje despectivo hacia sus empleadores en su cuenta de Facebook, pese a que dicha situación ocurrió fuera del horario laboral y en un perfil privado. Pero uno de sus colegas advirtió los comentarios, los imprimió y los hizo llegar al gerente del local, quien decidió poner fin al contrato del empleado.

Tras esto, el afectado interpuso las acciones legales pertinentes para revertir la acción, sin embargo, el juez consideró que sus opiniones fueron “especialmente perjudiciales” para Apple y aunque tuviesen un carácter “privado”, pudieron ser vistas, reproducidas y retransmitidas por sus compañeros de trabajo.



Deja una respuesta

preload preload preload