sep 02

null

China tiene fama de ser un país en el que el cuidado del medio ambiente no es una prioridad, pero parece ser que las cosas están cambiando: el Instituto de Asuntos Públicos y de Medio Ambiente ha publicado un informe en el que acusa a Apple de contaminar demasiado en la fabricación de sus productos.

Según el informe de 46 páginas, se han documentado niveles ilegales de polución que procederían de las fábricas de los proveedores de Apple en China. Y aunque quien contamina directamente son las empresas proveedoras y no Apple, el organismo culpa a Cupertino.

“Apple se ha comprometido a ser una compañía verde”, aseguró el director del Instituto, Ma Jun, preguntándose a continuación “cómo cumples tu compromiso si no consideras que eres responsable de la contaminación de tus proveedores“. Las fábricas, según parece, no se deshacen de los residuos de la forma más correcta.

Desde Apple, por su parte, han contestado que siempre controlan de forma muy estricta las fábricas, y que realizan auditorías de forma regular, según recoge The Register, aunque no se han referido a las acusaciones concretas presentadas en el informe.



Deja una respuesta

preload preload preload