mar 26

Una vulnerabilidad detectada en Windows XP pone en peligro muchos cajeros ya que la mayoría funciona con sistemas en este sistema operativo que permite, conectando un teléfono con un malware que se aprovecha de esta, sacar dinero enviando un simple SMS.

Aunque el proceso no es tan sencillo, el problema es que se aprovecha una vulnerabilidad de Windows XP que el 8 de abril no tendrá ya más validez por parte de Microsoft y, por tanto, podría dejar expuestos a los cajeros de medio mundo que funcionan aún en esta versión del sistema operativo de Microsoft.

Pese a esto, el proceso para hacerse con el control del cajero en cuestión no es tan sencillo. Para aprovechar el agujero descubierto en la seguridad de Windows XP hay que acceder físicamente al ordenador que controla el mismo. Una vez obtenido esto, hay que conectar un teléfono móvil a uno de los puertos USB del computador y cargar en el mismo el malware Plotus.



Deja una respuesta

preload preload preload